Bicicleta de empresa en lugar de coche de empresa - desplazarse en bicicleta vale la pena y promueve nuevos conceptos de transporte

Bicicleta de empresa en lugar de coche de empresa - desplazarse en bicicleta vale la pena y promueve nuevos conceptos de transporte

21/7/2020 · Columna de Dettling

La bicicleta es una forma alternativa de moverse por la ciudad y el medio de transporte más eficiente en términos energéticos (energía necesaria para desplazar a una persona). Es la más práctica, saludable y sostenible: no produce humos, no hace ruido, no consume derivados del petróleo y contribuye a recuperar las calles como espacios de convivencia ciudadana.

Números de contacto reducidos y función pulmonar mejorada – el ciclismo como “medida” para protegerse contra el coronavirus. Los empleados que se desplazan al trabajo en bicicleta también tienen un promedio de 25 por ciento menos de días de baja por enfermedad. La crisis está acelerando una nueva movilidad. El transporte público debe reinventarse. La bicicleta está en auge estas semanas. En Estados Unidos, las cifras de ventas en marzo, cuando estalló la pandemia en todo el mundo, aumentaron en un 40 por ciento en comparación con el año pasado. En Edimburgo, Escocia, el ciclismo ha aumentado en un 454 por ciento por el coronavirus. Además del precio y la comodidad, el riesgo percibido de infección también desempeñará en el futuro un papel en la elección del modo de transporte, según un reciente análisis de McKinsey. Por el contrario, el número de pasajeros en el transporte público se ha reducido entre un 70 y un 90 por ciento durante el cierre de las ciudades más grandes del mundo. Los autobuses y los trenes son considerados “lanzadores de virus” por los viajeros.

¡Las bicicletas y los peatones , los primeros en las ciudades!

Las ciudades están impulsando la nueva movilidad de la bicicleta. Antes del Coronavirus, los trenes y autobuses evitaban el colapso del tráfico; ahora durante la pandemia es la bicicleta. Muchas ciudades siguieron la recomendación  de la OMS al comienzo de la pandemia: “¡Por favor, camine o use la bicicleta siempre que sea posible! El ciclismo fortalece el sistema inmunológico y los pulmones, y, por lo tanto, reduce el riesgo de infectarse con el virus La nueva tendencia en las ciudades: “bicicleta en lugar de coche de empresa”. Los habitantes de la ciudad que hoy evitan el transporte público debido al Coronavirus también se quedarán con su bicicleta o e-bike incluso después de la pandemia. El coronavirus se convertirá en un catalizador en los centros urbanos sin coches. En las grandes ciudades y áreas metropolitanas de todo el mundo, las bicicletas y los motos son el futuro. Para mantener la distancia mínima, los carriles para los coches se convertirán en carriles bici  y las calles peatonales  serán más anchas. En Viena y Berlín, recuperan las calles residenciales como espacios de convivencia ciudadana.. Nueva York, Vancouver, Ciudad de México y Budapest han establecido calles secundarias sin coches para de caminar e ir en bicicleta Antes de la pandemia del Coronavirus, Milán ya había adoptado una estrategia de salud que tenía como objetivo lograr más aire limpio plantando tres millones de árboles. Catalizador en los centros urbanos sin automóviles. En las grandes ciudades y áreas metropolitanas del mundo, el futuro pertenece a las bicicletas y motos. Para mantener la distancia mínima, los carriles y senderos para automóviles y bicicletas se están ampliando. En Viena y Berlín, las calles residenciales se convierten en áreas de reunión. Nueva York, Vancouver, Ciudad de México y Budapest han establecido carreteras secundarias sin automóviles a favor de caminar y andar en bicicleta. Antes de la pandemia de Corona, Milán ya había adoptado una estrategia de salud que apunta a lograr más aire limpio plantando tres millones de árboles.

El coronavirus cambia los hábitos de movilidad

el coronavirus cambia los hábitos de movilidad en las ciudades. Las ciudades diseñadas para los coches se convierten en ciudades saludables para todos los ciudadanos. La “Velorution”, la revolución de la bicicleta, lleva a inversiones masivas tanto en el centro de las ciudades como en las zonas exteriores. En París, los ciclistas y los peatones tienen más espacio. La capital francesa está invirtiendo más de 300 millones de euros en la construcción de una red de 680 kilómetros de carriles bici. Casi la mitad de las 133.000 plazas de aparcamiento se convertirán en carriles bici . La recientemente reelegida alcaldesa Anne Hidalgo persigue una visión clara con la “ciudad de los 15 minutos”. Dentro de este plazo, los parisinos deberían poder llegar a sus lugares más importantes a pie o en bicicleta: el trabajo, la guardería, la escuela, las compras, la cultura y los restaurantes. Cada barrio debe funcionar como una pequeña ciudad independiente. La capital belga, Bruselas, también da hoy preferencia a ciclistas y peatones. Los coches, autobuses y trenes deben viajar a una velocidad de sólo 20 kilómetros por hora. Esto significa que más y más ciudades se están preparando para el tiempo después del Coronavirus, cuando más gente se desplaza a la oficina o de compras en el centro de la ciudad.

El espacio público de las ciudades se redistribuirá después de la pandemia del Coronavirus. Los ciclistas y peatones tienen prioridad no sólo como medida para protegerse contra el virus. Se trata de respirar mejor, menos contaminación acústica  y una mejor calidad de vida. Los accidentes, las emisiones nocivas para el medio ambiente y las bajas por enfermedad también pueden reducirse con un cambio de movilidad . Las ciudades son responsables de casi el 80 por ciento de las emisiones de CO2 en todo el mundo. Para reducir los accidentes y las emisiones, cada vez más ciudades están introduciendo límites de velocidad de 20 o 30 km/h. En muchas ciudades hay incluso la prohibición de adelantar  bicicletas. Los estudios muestran que el tráfico no se vuelve más lento en general, sino más rápido, porque en las carreteras pueden circular  más vehículos. Las personas que se desplazan al trabajo en bicicleta tiene hasta un 25 por ciento menos de días de baja por enfermedad.

El transporte público está siendo uno de los perdedores en esta crisis.

¿Y el transporte público? En la pandemia del Coronavirus el transporte pública se ha convertido en una preocupación después de ser, la esperanza para la movilidad del futuro.  . El transporte público se ha reducido a la mitad desde que estalló la pandemia Según las encuestas, muchos ciudadanos quieren viajar menos en autobús y tren después de la crisis. La caída en las ventas es enorme y está en miles de millones.

Tendrán que renunciar a su pensamiento de acervo regional y alinear sus servicios de manera más consistente con las necesidades cambiantes de movilidad de todos los ciudadanos. Esto incluye considerar las nuevas rutinas de movilidad, como los horarios de las oficinas en el hogar en la hora pico de cercanías, la integración de los modelos de coworking, así como el registro automático, sin contacto, las tarifas y los modelos de pago basados ​​en el modelo de “movilidad con todo incluido”. Se trata de la conexión de todos los modos de transporte y nuevas asociaciones, que incluyen el uso flexible de bicicletas eléctricas, bicicletas de carga, taxis y autos de alquiler.

Sin embargo, el transporte público puede convertirse en el protagonista de la movilidad del futuro si se aprovecha correctamente las mega tendencias como salud, la individualización y la digitalización y pensando  que la  movilidad es como uno de sus clientes. El transporte público debe volverse más limpio, más seguro, más rápido y pensar en grande si quiere ser relevante en el futuro.

Tendrán que renunciar a su posesividad que han adquirido a nivel regional   y en la orientación de sus servicio deben tener en cuenta el cambio en la movilidad de todos los ciudadanos.

Esto incluye considerar los nuevos hábitos de movilidad, como los horarios del teletrabajo en la hora punta de desplazamientos, la integración de modelos de co-working, así como el fichaje automático sin contacto, las tarifas y los modelos de pago basados en el concepto de movilidad “todo incluido”. Se trata de combinar todos los medios de transporte y nuevas alianzas que incluyen el uso flexible de bicicletas eléctricas, bicicletas de carga, taxis y coches de alquiler.

Austria y Suiza muestran cómo este cambio puede tener éxito. El año que viene, Austria planea introducir un billete para todos los transportes públicos de todo el país, que costará sólo tres euros al día. El modelo es Viena, donde ya se dispone de un billete anual de 365 euros para todos los trenes y autobuses. Y en Suiza, los ferrocarriles ofrecen un bono de movilidad que consiste en tren más enlazándolo con el coche electrónico, incluyendo servicio como cambio de neumáticos, seguro e impuestos. En Luxemburgo, dónde está la sede de Globality Health, todos los transportes públicos han sido gratuitos desde marzo de 2020. Los billetes de transporte y sus controles son cosa del pasado

El futuro pertenece a una movilidad tipo tarifa plana que es flexible y libre de tarifa. Tanto a nivel regional, estatal,  y europeo. Un transporte público individualizado, saludable y cómodo no es una contradicción, sino la solución para la movilidad post-coronavirus.


Daniel Dettling es un abogado, científico administrativo y político, y futurólogo. Dirige el Instituto de Estudios sobre el Futuro, con sede en Berlín, Alemania. Es columnista de Globality Health y escribe regularmente sobre megatendencias y temas de actualidad.

Servicio Servicio Servicio

¿Necesita más información?

Si no ha encontrado aquí lo que busca, póngase en contacto con nosotros. Estaremos encantados de asesorarle personalmente.

Servicio y asistencia

También puede interesarle

La consulta médica desde el Smartphone – por todo el mundo en cualquier momento

La consulta médica desde el Smartphone – por todo el mundo en cualquier momento

15/4/2021 · Servicio

En tiempos de COVID-19 se reducen las visitas a un médico por el miedo de un posible contagio en la sala de espera. No obstante, ignorando síntomas o posponer tratamientos, puede conllevar graves consecuencias para la salud. Adicionalmente los expatriados se enfrentan al reto de encontrar un médico in-situ o, simplemente, saber cómo funciona el sistema de salud local en su país de destino con sus posibilidades y obligaciones.

Lee mas

Globality Health asume los gastos de la vacuna contra el COVID-19

Globality Health asume los gastos de la vacuna contra el COVID-19

11/2/2021 · Servicio

Tener acceso rápido a la vacuna contra el COVID-19 será una de las prioridades de muchas personas. Sobre todo, los expatriados desearán que se acabe el distanciamiento social en cuanto antes para poder conocer el nuevo país al que se han ido a vivir, con su cultura y sus hábitos - o igualmente para poder regresar de visita a su país de origen para ver a sus familias y amigos. Globality Health presta apoyo a sus asegurados asumiendo los gastos de la vacuna.

Lee mas

¡Más cobertura en el mismo producto!

¡Más cobertura en el mismo producto!

30/10/2020 · Servicio

Globality Health amplía el abanico de prestaciones para su producto colectivo. A partir del 01 de enero de 2021, la aseguradora internacional cubrirá por primera vez también los gastos derivados de consultas nutricionales y de terapia ocupacional, así como los gastos de viaje para una persona acompañante en caso de una evacuación médica. Además, se amplían las prestaciones pre y posparto dentro de la cobertura de embarazo, así como el alcance de los medios auxiliares.

Lee mas